Viaje a Alemania: Baviera

Como ya es tiempo de ir preparando las vacaciones, os paso algunos datos sobre el viaje que hicimos el año pasado. Un viaje a Baviera, en concreto a Nuremberg, Bamberg, Rothemburg ob der Tauber y  Regensburg (la antigua ciudad episcopal de Ratisbona).

Los aeropuertos más cercanos son Frankfurt y Munich (Nuremberg también tiene, pero había que hacer un vuelo interno y encarecía bastante el billete) y una vez que llegas allí, lo mejor es alquilar un coche, ya que unos de los pueblos que os recomiendo (Rothemburg) no tiene estación de tren.

Rothemburg ob der Tauber

 

Aquí van mis consejos especiales para cada una de estas ciudades:

  • En Nuremberg es imprescindible la subida al castillo y, sobre todo, la visita al museo del juguete, con unas casas de muñecas impresionantes, una sala dedicada exclusivamente a montajes con muñecos Playmobil (atención al barco pirata) y una maqueta de estación ferroviaria que es una reproducción exacta de la de Omaha (USA), con todo lujo de minúsculos detalles. Vale la pena ir a Nuremberg por visitar este museo, aunque ya no seamos niños…Además, viendo el cubo de Rubik, o los robots tipo Mazinguer Z, seguro que recordamos nuestra infancia. Y para comer o cenar, mi recomendación es la pasta casera con aroma de trufa en Padelle d´Italia,  aunque mejor reservar antes. Os dejo link: http://www.padelleditalia.de/en.html
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Castillo de Nuremberg
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Museo del Juguete
  • En Bamberg, a una hora en coche aproximadamente de Nuremberg, no os podéis perder el ayuntamiento antiguo, con las paredes decoradas y situado sobre una isla en medio del río (y la heladería que encontrareis antes de llegar al puente que lo cruza). Si os gusta la cerveza, Bamberg tiene una gran tradición, y en cada rincón hay una pequeña terraza donde podréis degustarla con jarras enormes, eso sí, nada de cañitas. Todo el pueblo es precioso, se puede recorrer sin un itinerario fijo, disfrutando de las tiendas de antigüedades, de las pastelerías exquisitas, de las librerías de viejo…nada que ver con el comercio de grandes marcas estandarizado que vemos en todas las grandes ciudades.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Ayuntamiento de Bamberg

 

  • En Regensburg (a una hora y media en coche de Nuremberg) hay que cruzar el puente sobre el Danubio para acercarse poco a poco a la ciudad, que conserva todo su perfil medieval. Junto al antiguo depósito de la sal, nada mas cruzar el puente, podéis ver una de las cervecerías mas antiguas de Alemania, y degustar las pequeñas salchichas picantes que te preparan allí mismo, para tomar en la terraza o sentado junto al río. Después, vale la pena visitar el ayuntamiento antiguo, incluidas las mazmorras y la sala de tortura, con toda la parafernalia de la época. Por cierto, cerca del ayuntamiento hay una estatua de Don Juan de Austria, que por lo visto fue el hijo ilegítimo que Carlos V tuvo con una lugareña. También, como curiosidad, por el centro hay algunas tiendas con indumentaria regional bávara, pero de calidad, no en plan souvenir como algunos vestidos de flamenca que se venden por aquí. Para comer algo, os recomiendo el restaurante Papageno http://www.papageno-regensburg.de/. Si reserváis mesa, pedir que sea en la terracita junto al río, precioso al atardecer.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Regensburg, desde el Danubio
  • Por último, la joya de la corona del viaje fue Rothemburg ob der Tauber, también a hora y media de Nuremberg. Un pueblo precioso, que creo que recordaré con detalle mientras viva. Primero la muralla transitable que lo rodea, financiada metro a metro con donaciones de cientos de personas particulares e instituciones cuya placa, labrada en piedra,  así lo indica (muchos japoneses y hasta la marca de cosméticos Shiseido ¡!).
Tejados de Rothenburg, desde la muralla
  • Después, la majestuosa plaza del ayuntamiento con la degustación de vino blanco de la región que ofrecen puestecillos de venta ambulante (y la tienda de peluches, justo enfrente, en la que imposible resistirse al tacto). Otra visita obligada es la Tienda de Navidad (Käthe Wohlfahrt) en la calle que lleva a los jardines del castillo. Os parecerá cursi, pero os puedo garantizar el impacto emocional de entrar en un paisaje de casas nevadas, con un árbol gigantesco iluminado en pleno mes de agosto. Por último, para despedir la ciudad, nada mejor que los jardines que rodean los restos del castillo, con las preciosas vistas que te hacen sentirte realmente afortunado de haber estado allí.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Tienda de la Navidad
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Parque del Castillo en Rothemburg
Anuncios

4 comentarios en “Viaje a Alemania: Baviera

  1. La verdad es que dan ganas de ir…!! Todo tan desmenuzado y explicado!! Y seguro que las recomendaciones son acertadas!! Que curiosa la tienda de navidad jeje Incorporaría el viaje a la lista de futuribles, pero no estoy seguro de que sea el tipo de viaje que le gustaría a Sara… jeje

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s