Viaje a Bretaña: cuarta parte, el valle del Rance y Mont Saint Michel

Esta nueva ruta de la Bretaña arranca en la pequeña ciudad de Dinan, sobre el valle del río Rance. Vale la pena pasear por sus calles medievales, cerradas al tráfico en verano y sin apenas turistas en cuanto cae la tarde: la rue de l’Horloge, la place des Merciers, la place des Cordeliers, la rue d l’Apport y la plaza de la basílica de Saint Saveur, tras la que se encuentra el jardín inglés, con preciosas vistas sobre el río.

DSC00392
Place des Merciers

También se pueden recorrer las murallas por el camino de ronda llamado “Paseo de la duquesa Ana”,  en honor de Ana de Francia, duquesa de Bretaña y reina de Francia por dos veces: primero se casó por poderes con Maximiliano de Austria, pero tras la derrota de los ejércitos bretones contra los franceses, su matrimonio fue anulado y se vio obligada a casarse con el rey francés Carlos VIII. Cuando este murió sin hijos varones, como así se había comprometido al firmar el tratado de paz, Ana tuvo que volver a  contraer matrimonio, quieras o no, con el primo del difunto y futuro rey Luis XII. Todo para que el próspero ducado de Bretaña siguiera en manos de los reyes franceses…

DSC00847
La misma plaza,  ahora con las casas de frente

Desde las murallas merece la pena bajar al puerto fluvial (Vieux Port)  por  las calles Jerzual y Petit-Fort, con sus casas tradicionales de los siglos XV y XVI  convertidas  tiendas de artesanía y antigüedades, alguna chambre de hôtes y un exquisito salón de té cuidado al detalle (La Maison Bleu Lin).

DSC00433

DSC00402

DSC00441

Al final de esta calle aparece, sereno, el río Rance,  que los lugareños supieron aprovechar para dar salida comercial a los productos textiles, para hacer mover los molinos con la fuerza de las mareas, y como vía  hacia  el Atlántico de los marineros-campesinos de esta región, bien conocidos en las costas bacaladeras de Terranova (y a los que les llamaban terre-neuves).

DSC00427
Vistas del Rance desde el mirador del Jardín Inglés

Precisamente el  río nos hará de guía para la ruta que propongo, por el  Val du Rance, que se extiende por una ría de 30 kilómetros desde Dinan a Saint Maló. Antes podemos comer en “La Fleur du Sel” (rue Sainte Claire, 7), un restaurante con gusto por los pequeños detalles (mantequillas de tres sabores y exquisita sopa fría de guisantes como atención de la casa), cocina con toques creativos y un precio más que razonable para un menú completo. Si preferimos las galettes y crêpes bretonas, os recomiendo la creperie bajo los soportales, en la place des Merciers (especialmente las crêpes de manzana flambeadas con Calvados). El personal es muy amable y, además, sirve por la noche hasta horas algo más tardías que otros establecimientos, en los que la respuesta más frecuente cuando te “atreves” a pedir mesa después de las nueve es:“Desolé, madame”  (y a buscarse la vida).

La excursión por la margen derecha del Val du Rance  (7 km por la D 795, para enlazar luego con la D29) nos va a permitir conocer antiguos molinos movidos por la fuerza de las mareas, como el Moulin de Prat o pueblos ribereños como  Saint Suliac, que toma su nombre de un monje del siglo VI con poderes sobrenaturales, ya que según cuenta la leyenda liberó a la región del gusano transformado en serpiente que devoraba a los jóvenes de los alrededores. En San Suliac destacan sus casas decoradas con redes de pesca, el puerto lleno de veleros y el pequeño oratorio, en lo alto de la colina, como agradecimiento por los marineros que volvieron sanos y salvos. También hay tiendas de antigüedades y de “artículos vintage”: bolsas de viaje muy viajadas, ropa de cama con puntillas, viejos pupitres de escuela, sombreros…Os dejo algunas imágenes:


DSC00482

DSC00479

En la Cala de Mordreuc contamos con una invitada de excepción, una auténtica foca que frecuenta este lugar y que parece aburrida de tanta foto.

DSC00486

DSC00500

DSC00494
Cala Mordreuc, con molino de mareas al fondo

Ya casi al final de nuestro recorrido se encuentra el castillo de Le Bos, una bella mansión rodeada de jardín que es uno de los mejores ejemplos de las moulinières de la región (atención:como es una propiedad privada, hay una única visita en verano, a las 15:00 horas, pero no abre ni sábado ni domingo). Las moulinières se construían gracias a las riquezas acumuladas por los corsarios de la región, que se retiraban después de haber dedicado una vida a controlar el tráfico marítimo y quedarse con el botín. Claro está,  en nombre del rey, que les había dado patente de corso para luchar contra las embarcaciones enemigas.

Y como lo que bien empieza, bien acaba, concluiremos esta jornada bretona con la  visita al Mont Saint Michel, aunque propiamente nos encontremos ya en otra región, la Baja Normandia, y todo por culpa del río Couesnon, que siendo la marca de frontera entre Bretaña y Normandia, en el siglo XV cambió su curso hacia el oeste, y colocó a Saint Michel en terreno normando.

DSC00564

Recomiendo la visita nocturna, a partir de las siete de tarde, pues como los franceses cenan tan pronto, a esas horas ya no quedan apenas turistas y no hay cola para sacar las entradas a la abadía. Además, a las siete de la tarde en verano podemos comprobar, mientras recorremos la iglesia, las terrazas, el claustro y el refectorio, como la marea va subiendo hasta que las lenguas de mar se tragan literalmente los islotes de arena.

Contemplando el avance del mar
Contemplando el avance del mar

DSC00610

DSC00626
A las nueve de las noche ya estamos en pleamar, y la marea puede haber subido hasta 15 metros (si se trata de las llamadas “grandes marées). Os dejo link a la página de previsiones de mareas:

http://maritima.meteoconsult.es/meteo-marina/mont-saint-michel/horarios-marea_mont-saint-michel_punto__950_0.php

El acceso a Mont Saint Michel es, además, muy cómodo: basta dejar el coche en el parking (caro, eso sí) y esperar apenas unos minutos a los autobuses gratuitos que nos llevan al pie de las murallas, donde comienza la Grande Rue, que en fuerte pendiente conduce a la abadía Para concluir la jornada, en el mismo Mont Saint Michel se encuentran las famosas tortillas de “Mère Poulard”, que reciben su nombre de la doncella de uno de los arquitectos encargados de la restauración de la abadía, casada con un lugareño en 1851 y que al frente de este restaurante hizo famosas sus tortillas como aperitivo o entrante hasta que llegaba el plato principal. El único inconveniente: el precio, máxime tratándose de tortillas, aunque como no las he probado tampoco puedo opinar. Por cierto, que Mère Poulard se ha convertido en un auténtica marca comercial y además del restaurante y bistrot, en la Grand Rue de Mont Saint Michel venden galletas, platos, platitos y toda clase de recuerdos de la Mère Poulard para el que no se preste a pagar 49 euros por una omelette … aunque esté hecha sobre fuego de leña.

Lo que si que es verdad es que Mont Saint Michel es un lugar especial. Su silueta aparece azulada, difuminada en el aire, cuando te acercas por la carretera, entre campos de cereales. Después, cuando la ves como un espejismo desde el puerto de Cancale o desde la preciosa punta de Grouin, te acuerdas de la frase (casi adivinanza) del escritor Michelet: “está y no está en la tierra, está y no está en el mar”.

DSC00773
Mont Saint Michel desde Dinan
Anuncios

4 comentarios en “Viaje a Bretaña: cuarta parte, el valle del Rance y Mont Saint Michel

  1. Hola! He visitado varios de estos lugares que has descripto y pude recordar muy bien ese viaje. Tus fotos me han llevado por un momento allí. Veo que has tenido suerte con el clima. Yo he escrito en mi blog un post sobre esa zona, enfocado en Rennes. Espero te guste. Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s