Paris desde las gárgolas de Notre-Dame

Las gárgolas de Notre-Dame, junto con Quasimodo, son algunos de los personajes que nos dejó Victor Hugo en su novela “Nuestra Señora de París”. Parece que la palabra proviene del francés “gargoille”, que significa garganta, y eran usadas como desagüe para disimular los canalones que expulsaban el agua de la lluvia lejos de la catedral.

DSC01030

Pero más allá de este uso tan práctico, las gárgolas tenían también una función espiritual, pues representaban la cercanía del mal en sus múltiples formas, para que al creyente no le pillara desprevenido: diablos, dragones, seres deformes…

Esta es una de las posibles interpretaciones de las gárgolas medievales, pero además están las leyendas. Los turistas en Paris suelen escuchar la de Juana de Arco. Cuentan que cuando le quemaron en la hoguera, las gárgolas de Notre Dame despertaron de su sueño y decidieron vengar la muerte de una inocente. A la mañana siguiente, aparecieron cientos de cadáveres tendidos en las calles de París: los de aquellos que habían contemplado, impasibles,  el martirio de Juana en la hoguera.

DSC01040

Este verano, guardando la ordenada cola para subir a las torres de Notre-Dame, me sorprendió la presencia de soldados, metralleta en mano, que recorrían la plaza y la catedral. Tanta seguridad me hizo hizo sentir vulnerable.

Este es mi pequeño homenaje a la ciudad y a las víctimas.

15 de noviembre de 2015

DSC01048

DSC01038

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s